Simular un ambiente de estudio

Publicado el 19/09/2011 · , ,

simular-ambienteNo todos tenemos la posibilidad de disponer de una habitación exclusiva para nosotros en la cual nos sentimos cómodos para estudiar. Vamos a ver de qué manera podemos simular un ambiente para sentirnos como si estuviéramos solos y concentrados.

Ya sea por la situación económica o por circunstancias de vivienda variadas, puede ser que no tengamos un espacio propio para estudiar, o puede ser que tengamos que compartirlo. Pero sabemos que para estudiar realmente bien conviene estar en completa soledad, en silencio y concentrados.

Antes de continuar y explicar algunas maneras de armarnos nuestro espacio en algún lugar que compartimos, quisiera recordarles la existencia de las bibliotecas. En ellas, podremos trabajar en silencio como necesitamos y además podremos tener acceso a la bibliografía. Es recomendable, en el caso de no tener un espacio propio para estudiar, hacerse uno en una biblioteca, que puede ser de nuestro centro de estudios o de nuestro barrio o ciudad.

Pero claro, las bibliotecas tienen un horario y no podemos llevar todo lo que tenemos en nuestra casa. Además sabemos que nunca vamos a poder tener la misma comodidad que en nuestro hogar.Los que no tienen un espacio propio en sus casa, o el lugar que residen mientras estudian, tienen que rebuscárselas. Básicamente un ambiente de estudio consiste en una silla y una mesa sobre las cuales sentarnos y apoyarnos. Entonces, cualquier lugar de nuestra casa puede convertirse en un lugar de estudio. Puede ser el living o comedor, o incluso la cocina si allí hay una mesa.

Ahora sí, veamos algunos tips para simular nuestro ambiente de estudio

  • Aislarse físicamente. Para esto sirve cualquier elemento. Podemos sentarnos a la mesa y mover algún mueble para no ver cualquier cosa que nos distraiga. Se pueden usar biombos o incluso cortinas. Lo que sea, siempre que sea posible, puede ayudar a aislarnos.
  • Aislarse auditivamente. Necesitamos silencio, pero al lado está nuestra hermana mirando la telenovela o nuestro padre escuchando el partido de fútbol por la radio. Entonces, ¿qué hacemos? Una buena forma es escuchar música con auriculares. Desde algún reproductor de MP3, tu teléfono móvil o algún viejo estéreo. Eso sí, recordar escuchar música suave y que no sea cantada porque si no, te distraerá.
  • Nunca estudiar en la cama. Si la habitación que compartimos es el dormitorio, entonces seguramente dispondremos de una cama para nosotros. Podemos llegar a pensar que es ideal estudiar ahí, puesto que sí es un lugar único y propio, pero no. Estudiar en la cama puede traerte sueño y no va a servir para subrayar o escribir.
  • Mesa compartida. Si por ejemplo estudiás en la cocina de tu casa, puede que la mesa la tengas que compartir con los otros integrantes de tu hogar. Bien, lo más importante aquí es que cuando uses y despliegues todo tu material en la mesa, lo separes bien. La mesa de la cocina puede usarse para preparar comida y eso implica que pueda derramarse algún líquido. Cuidá tus apuntes, separá tus cosas y alejá los papeles de donde puede haber líquido.
  • Alejarse de los televisores. Ya sea en la cocina, dormitorio o donde sea, siempre hay que tratar de estar lo más lejos posible de estos aparatos que solo sirven para distraernos.

Por: Alejandro De Luca

Soy un estudiante de Sistemas de la Universidad de Buenos Aires. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad.

También puede interesarte:

1 pingbacks y trackbacks

Comentar este artículo

*