Desconectarse en vacaciones

Publicado el 1/01/2012 · ,

mujer-playa-vacacionesEl receso escolar también conocido como “¡Vacaciones!” es el período que según el país donde uno vive puede durar uno, dos o tres meses en el cual no se dictan clases en ninguno de los niveles educativos. Si bien puede haber fechas de exámenes para los que aún tienen que rendir materias o cursos de verano, digamos que para la mayoría de los estudiantes, no hay actividades de ningún tipo.

Hay algunos universitarios que les cuesta desconectarse y disfrutar del período de vacaciones. Es como si la adrenalina del estudio y la alta exigencia no se apagaran. Vamos a repasar algunos puntos interesantes sobre las vacaciones.

  • Cuánto tiempo tomarse. Recomendaría como mínimo una semana. No hace falta irse de viaje a ningún lado porque puede ser que la economía personal no lo permita. Desde ya que hallarse en un lugar distinto puede hacernos sentir más alejado de las obligaciones.
  • Conocer lugares. Es más fácil para los que pueden viajar, pero si no es así, seguro que en la ciudad en la que residen pueden llegar a encontrar lugares nuevos. Salir a caminar, a correr, o simplemente recorrer plazas y cafés puede ser una actividad de descubrimiento.
  • Conocer personas. Estar durante todo el año estudiando una carrera nos puede llegar a encerrar dentro de un único grupo social. Es bueno salir y conocer a gente diferente. Hay historias de vida que pueden hacerte volver a pensar muchas de tus preocupaciones que vas teniendo día a día en el año. Algunas personas pueden darte un punto de vista distinto sobre muchos aspectos de la vida.
  • Aprovechar a hacer cosas postergadas. ¿Quién no tiene una lista de “me gustaría hacer”? Las vacaciones son un período ideal para llevarlas a cabo. Seguro que muchas de esas requieren dinero, pero otras no. Podemos empezar cumpliendo las más simples.
  • Desconectarse completamente. Cuando decimos “desconectarse” nos referimos a no pensar en las obligaciones. Olvidarse por completo de los asuntos pendientes, de los exámenes que habrá que afrontar al retomar la actividad, de las materias que habrá que cursar este año y aprobar, de todo aquello que genere malestar.
  • Disfrutar el verano. Los recesos más largos suelen ser en verano, si es así, entonces lo mejor es aprovechar y disfrutar del calor y del sol. Si es en una playa, mejor.
  • Dormir. ¿Qué mejor actividad para realizar cuando no hay ninguna obligación? Dormir hasta la hora que nos antoje es clave. Es lo que hará que nos sintamos descansados cuando terminen las vacaciones y nos dará la energía para afrontar el año que empieza.
  • Leer. Todos tenemos libros que tenemos que empezar a leer pero como estudiamos todo el año, no nos da el tiempo. Las vacaciones son un momento muy bueno para dedicarlo a la lectura.

Como vieron, nada de orden o de organización, nada de ir preparando las materias. Todo eso lo haremos en la primer semana cuando reanudemos la actividad. En vacaciones, lo único que importa es desconectarse totalmente de las obligaciones.


Por: Alejandro De Luca

Soy un estudiante de Sistemas de la Universidad de Buenos Aires. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad.

También puede interesarte:

Comentar este artículo

*