Controlar los gastos con la herramienta del presupuesto

En esta nota...

Uno de los desafíos más grandes que tenemos los estudiantes es lograr que el dinero alcance cada mes. En este artículo veremos el presupuesto, una herramienta para controlar los gastos. Leer más

Por:

Soy programador web y estudiante de Sistemas. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.

Una carrera cuesta mucho sacrificio pero también mucho dinero. Esto es independiente de si se cursa en una universidad gratuita o una paga. El mantenimiento de nuestras actividades tiene un precio que en algunos casos pagamos nosotros mismos con nuestro trabajo. En otros, recibimos una beca del estado o alguna organización y en otros, es nuestra familia la que hace el sacrificio para que podamos estudiar.

calculadora

En cualquiera de los casos, siempre los estudiantes manejamos una caja chica, es decir, un volumen de dinero que nos debiera alcanzar para todo el mes. La capacidad que tengamos para administrarlo es fundamental para no quedarnos sin recursos. Incluso, si hacemos un correcto uso del dinero, podremos ahorrar para comenzar a gestar un patrimonio.

Para muchos, el dinero es algo difícil de administrar y tienden a gastarlo en cuanto lo obtienen. Vamos a conocer una herramienta que sirve para llevar un control mensual de los gastos: el presupuesto. Vale aclarar que esto sirve para cualquier persona, no solo para estudiantes.

El presupuesto se realiza antes de comenzar cada periodo que se quiere controlar. En este caso lo haremos por mes.

Es muy sencillo de implementar necesitamos papel y lápiz o, si es posible, una planilla de cálculo en la PC. En una columna clasificamos nuestros gastos por rubro. Por ejemplo: transporte, alimentación, indumentaria, universidad, etc. Quienes trabajen y vivan solos tendrán que anotar absolutamente todos los gastos. Quienes no, entonces sólo deberán agregar aquellos ítems que les produzcan gastos durante un mes. La idea es anotar todos los rubros y todos los posibles gastos, aunque sepamos que en ese mes no habrá gastos de ese tipo.

prespuesto

En la columna siguiente anotaremos una estimación de gastos para el mes que empieza. Es decir, cuanto creemos que podemos llegar a gastar en cada ítem durante los siguientes 30 días. Quizás la primera vez que hagamos el ejercicio sea un poco difícil, pero con el tiempo, al repetirlo, uno sabe más o menos cuánto gasta en cada caso.

En la siguiente columna, al terminar el mes, hay que poner cuánto se gastó. Esto quiere decir que hay que llevar un registro de los gastos. Un buen consejo es conseguir un sobre y agregarle tickets, boletos y facturas de productos o servicios que se hayan pagado durante ese mes.

Por último, hay una columna más donde calculamos la diferencia entre lo que estimamos y lo que finalmente gastamos. Al pie de esta tabla, hay que averiguar si en total gastamos más de lo que habíamos estimado.

Si esto no ocurre, entonces tenemos dos alternativas. Empezar a ahorrar para el futuro es una de ellas. La otra es utilizar el dinero que sobra en algún ítem que consideramos que tiene pocos recursos. Quizás el mes siguiente sea mejor tomarse de vez en cuando un taxi, o comprar esos apuntes que veníamos postergando, o salir un poco más para distenderse.

Ahora, si nos estamos pasando con los gastos, entonces el presupuesto permite identificar en qué ítems esta ocurriendo esto. Luego, sólo resta empezar a ver de qué manera disminuir el gasto. La mejor forma es respetar a rajatabla la estimación que hacemos al principio del mes.

 




Soy programador web y estudiante de Sistemas. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.

También puede interesarte

2 comentarios en “Controlar los gastos con la herramienta del presupuesto

    1. Alberto
      Así es. Controlar los gastos es algo fundamental y hay que incluirlo dentro de las tareas organizativas.

      ¡Gracias por tu comentario!
      ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

 caracteres disponibles

*