Dedicarse al arte y no descuidar el dinero

En esta nota...

Algunos aspectos sobre el dinero y los recursos que deben tener en cuenta quienes decidan dedicar su vida al arte. Leer más

Por:

Soy programador web y estudiante de Sistemas. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.

Estás en una reunión familiar o con amigos y alguien te pregunta qué querés hacer con tu futuro. Resumís tus intenciones con la frase “Me quiero dedicar al arte”. Puede haber varios tipos de reacciones ante tus palabras. Quien te escuche puede responderte con un cordial pero falso “Ah, qué bien eso… qué bueno, qué bien”. Puede hacerse un silencio, o podés escuchar la hiriente frase “Te vas a morir de hambre“. También, es verdad, que vas a encontrar gente que te va apoyar de forma auténtica.

El tema de elegir una carrera y que esa sea artística tiene ya muchos años. Ya lo decía la canción de Los Auténticos Decadentes: “Quiero tocar la guitarra todo el día y que la gente se enamore de mi voz”. Por algún motivo, la sociedad y la escuela nos preparan para oficios remunerados y todo lo artístico se asocia al facilismo, a la irresponsabilidad y al no tener objetivos claros. Además, de ser una rama de actividades en la que se triunfa rotundamente o se vive en la miseria. Sin término medio. Es muy duro y no quiere decir que sea cierto, pero así lo ve gran parte de nuestra sociedad.

Si bien, en algunos casos esto es cierto, también ocurre que hay personas que nacieron para ser artistas y se encuentran con la dificultad de conseguir los recursos necesarios para poder vivir de lo que les apasiona y de lo que realmente saben hacer bien.

atelier-artista

El arte y el dinero

Vincent Van Gogh dijo una vez: “Me doy cuenta cada vez más de que mi trabajo sale infinitamente mejor cuando estoy adecuadamente alimentado, y las pinturas están en su lugar, y tengo mi atelier y todo eso. ¿Pero he puesto mi corazón en hacer de mi trabajo un éxito? Mil veces no”.

El dinero es necesario para todos. Algunas personas tienen la suerte de tener recursos para poder dedicar toda su vida a esto, pero hay otros que tienen necesidades económicas básicas sin resolver. Estos últimos deberán tener en cuenta algunos aspectos vinculados.

galeria-arte

Hay que tener un mínimo de organización y llevar las cuentas de forma ordenada como en cualquier otra actividad. Si se tiene un proyecto artístico que involucre a más personas, hay que separar los números del proyecto de las finanzas personales.

Lo ideal es que si es un proyecto, genere suficientes ingresos aunque para que sea autosustentable y no se convierta en un pozo sin fondo donde el dinero cae y nunca regresa. Hay distintas formas de generar ingresos: vender el arte creado, hacer un museo o incluso hacer un centro cultural.

Un artista plástico puede vender sus obras. Un grupo de música, un solista o una pareja de bailarines pueden hacer presentaciones pagadas. Además, los músicos pueden sacar discos o sólo canciones utilizando los sistemas nuevos que ofrece internet.

Si el dinero no alcanza

En algunos casos todas estas fuentes de ingresos no son suficientes y a veces no se tiene la certeza de cuándo estarán, porque un artista raramente tiene ingresos fijos por mes.

Tocar la guitarra

En esos casos, quizás haya que complementar el arte con algún trabajo remunerado que pueda garantizar un ingreso fijo y que alcance para cubrir las necesidades básicas. Quizás, también, haya que renunciar a determinados gustos materiales.

Tengan en cuenta que todos los que conocen un arte, tal vez también puedan transmitirlo. Dar clases puede ser otra forma de ganar dinero como también recibir donaciones, buscar auspiciantes, conseguir becas o subsidios.

Otra forma de buscar financiarse es alternar etapas de trabajo con etapas artísticas. Conseguir un trabajo fijo alejado del arte durante un año, por ejemplo y tratar de ahorrar todo lo posible para luego, dedicar uno o dos años de lleno al arte, administrando correctamente el dinero y sin dejar de buscar que el mismo arte sea rentable.

Por amor al arte

Quienes piensen en convertirse en artistas, tal vez un día triunfen y tengan éxito, algo que los verdaderos artistas en realidad no persiguen como fin supremo. Quizás, en el medio tengan inconvenientes, al igual que otros que luego triunfaron, como por ejemplo J.K. Rowling, la creadora de Harry Potter que pasó de ser madre soltera con problemas financieros, a multimillonaria gracias a sus novelas. O como Philip Glass un compositor de música vanguardista que ahora hace música de películas de Hollywood, pero que en sus momentos económicos más difíciles tuvo que dejar de lado su gran pasión y trabajar arreglando artefactos eléctricos y conducir un taxi para poder vivir.

Creo que la pasión que uno lleva dentro es más fuerte que cualquier dictamen social e incluso que el instinto de supervivencia. Quienes amen el arte, ya sea la música, la fotografía, el cine, la literatura, la danza, la plástica o cualquier otra actividad, encontrarán la forma de hacerse camino en ese mundo de una u otra forma.

Referencia y más información en: Tu Dinero – Cómo planificar para hacer realidad tus sueños – M.L. Lecuona y D. Terragno

Fuente fotos: Fabricio Marcon, minds-eye, xlibber,




Soy programador web y estudiante de Sistemas. Creé Mentes Liberadas para compartir consejos, recursos y herramientas para la escuela y la universidad. Vivo en Buenos Aires, Argentina.

También puede interesarte

Deja un comentario